Eficacia de los adsorbentes Minerales & orgánicos en la mitigación de los efectos nocivos de la Zearalenona en la salud y rendimiento de los cerdos

Sumario

Se llevaron a cabo dos ensayos de 31 y 29 días.
Con el fin de evaluar el el efecto de cantidades variables de zearalenona sobre el rendimiento y la salud de los cerdos y determinar la viabilidad de la aplicación de clinoptilolita modificada y glucomanano esterificado para modificar y/o prevenir sus efectos perjudiciales,

NESIC KSENIJA*, RESANOVIC RADMILA**, NESIC V** and SINOVEC Z**
*Instituto Científico de Medicina Veterinaria de Serbia, Belgrado (Serbia)
**Facultad de Medicina Veterinaria, Universidad de Belgrado, Serbia
Fumonisina

Introducción

Debido a su toxicidad y la frecuencia con la que aparece en la naturaleza, zearalenone (toxina F-2, ZON) es uno de las micotoxinas más importantes producida por los hongos del género Fusarium ampliamente distribuidos por Europa (Bottalico and Perrone, 2002; Logrieco et al., 2002).
El maíz es uno de los cultivos más afectados, especialmente los híbridos con un largo periodo de vegetación y una elevada humedad en el momento de la cosecha, prolongándose el crecimiento fúngico y la síntesis de toxinas más allá, hasta el almacenamiento (EFSA, 2004).

Actividad Biológica

La actividad biológica de esta toxina se puede explicar como:
  • competencia con el 17- β-estradiol por los sitios específicos de unión a los receptores de estrógenos:
  • la interferencia con enzimas implicados en el metabolismo de los esteroides (Mitterbauer et al., 2003).
  • La toxina F-2 tiene efectos sobre todos los procesos metabólicos que dependen de las hormonas estrogénicas, generalmente sobre todo a nivel del tracto genital y de las funciones reproductivas (D'Mello et al., 1999).
Las dosis muy superiores a las concentraciones que tienen efectos hormonales tienen efectos genotóxicos y carcinogénicos (National Toxicology Program, 2002).

Zearalenone

Los cerdos son más sensibles

Los cerdos son más sensibles que otras especies.(Gaumy et al., 2001)
  • Manifestándose principalmente con hiperestrogenismo en hembras
  • Lesiones gastrointestinales
  • Lesiones gastrointestinales,
  • Cambios en los parámetros serológicos clínicos y químicos (D'Mello et al., 1999; Döll et al., 2003, Döll et al., 2005)

SÍNTOMAS DE INTOXICACIÓN

La hiperemia y edema vulvar con una descarga vaginal mucilaginosa ligeramente enturbiada son síntomas de intoxicación, pudiendo verse prolapsos vaginales y rectales en casos severos. Los signos clínicos se manifiestan más en animales inmaduros que en animales maduros (Doll et al., 2003).
Otros signos incluyen diarrea, vómitos, rechazo del alimento (anorexia), pérdida de peso y hemorragias, pero no por la acción de la zearalenona sino como un efecto sinérgico con otras toxinas presentes en el alimento contaminado con hongos del género Fusarium (D'Mello et al., 1999).

Clinoptilolite

ADSORBENTES

El uso de adsorbentes es uno de los métodos más empleados para mitigar y/o mitigar los efectos perjudiciales de las micotoxinas.
El uso de adsorbentes es uno de los métodos más empleados para mitigar y/o mitigar los efectos perjudiciales de las micotoxinas.
Se ha comprobado la capacidad de adsorción in vitro e in vivo de varios adsorbentes comercializados para la adsorción de micotoxinas. La mayoría de los estudios han empleado aluminosilicatos, tales como la clinoptilolita modificada (Tomasevic- Canovi} et al., 2003; Döll et al., 2004, Döll et al., 2005).
Recientemente, se ha evaluado la viabilidad de la aplicación de adsorbentes orgánicos, habiéndose visto que los glucomananos esterificados (Devegowda et al., 1998; Swamy, 2002) aislados a partir de la capa interna de la pared celular de las levaduras tienen una alta capacidad de adsorción de micotoxinas.
Los objetivos de este estudio fueron investigar los efectos de la administración de cantidades variables de toxina F-2 en la salud y rendimiento de los cerdos, y evaluar la eficacia de la clinoptilolita modificada y del glucomanano esterificado para reducir y/o prevenir sus efectos perjudiciales.

MATERIAL Y MÉTODOS

Piglet
Animales.
  • Dos ensayos con un total de 64 cerdos (cruce de Landrace sueco-holandés)
  • Ambos sexos con un peso corporal promedio de 14,40-16,30 kg y 60 días de edad
  • Alojados en corrales con condiciones ambientales e higiénicas adecuados para este rango de edad.
Dietas.
  • alojados en corrales con condiciones ambientales e higiénicas adecuados para este rango de edad.
  • Se incluyó un 30% de maíz contaminado con zearalenona (12,8 mg/kg) en en los grupos experimentales del primer ensayo y un 40% en los grupos del segundo ensayo.
  • Los grupos control recibieron maíz libre de zearalenona.
  • En ambos ensayos, se añadió el adsorbente mineral, Minazel Plus®, al pienso contaminado de los segundos grupos, y el adsorbente orgánico, Mycosorb®, al pienso contaminado de los terceros grupos.

RECOGIDA DE DATOS Y DE MUESTRAS.
  • Se monitorizaron los siguientes datos durante los ensayos:
    • peso corporal (PC),
    • weight gain (AWG)
    • ganancia de peso (GP)
    • ingesta de pienso (IP)
    • Conversión alimentaria (IC).
    .
  • conversión alimentaria (IC).
    Calculándose el peso corporal promedio en base a estos resultados.
  • La cantidad pienso proporcionado a cada grupo se midió con precisión en ambos ensayos, identificándose la ingesta de alimento tras la adición diaria del alimento al final de los ensayos.
  • El índice de conversión alimentaria se calculó en base a la ingesta de alimento y la ganancia de peso para ambos estudios.
  • Durante las observaciones diarias se prestó especial atención a la aparición de diarrea y vulvovaginitis, determinándose la severidad de la vulvovaginitis en función del índice vulvar
  • Vulvovaginitis La severidad se determinó según el índice vulvar. (Evans, 2000) es el resultado de la multiplicación del grosor y la longitud de la vulva.
  • Al final de los ensayos se sacrificaron 6 cerdos/grupo, realizándose una necropsia y un estudio macroscópico detallado.
  • Se tomaron muestras vaginales en el periodo más corto posible para su examen histológico, fijando estas muestras en formol neutro al 10% y alcohol para su posterior inclusión en parafina, obteniéndose secciones de 5-8 μm de grosor que se sometieron a una tinción estándar con hematoxilina- eosina (Scheuer and Chalk, 1986).

RESULTADOS Y DISCUSIÓN

Los cerdos presentaban un peso corporal adecuado a su raza y edad al inicio de los ensayos, no observándose diferencias estadísticamente significativas (p>0,05). Al final de los ensayos se observaron diferencias en el rendimiento de los cerdos de los grupos controles y experimentales, así como entre los ensayos en función de la concentración de las toxinas.

Los cerdos de los grupos control alcanzaron los mayores pesos, la mejor ganancia de peso y los índices de conversión más bajos, concluyéndose que estos resultados eran habituales para esta la raza, edad y condiciones de cría.

La comparación de los grupos experimentales alimentados con pienso contaminado con los grupos control puso de relevancia que la zearalenona tenia un efecto perjudicial sobre el peso corporal, que descendió proporcionalmente a la cantidad ingerida (p>0,05), concretamente en un 10,84% en el primer ensayo y en un 11,13% en el segundo.
A pesar de que el peso corporal es un parámetro importante, la Ganancia Media Diaria (GMD) se considera mejor indicador de la calidad del alimento. Weight

Condiciones zootécnicas y sanidad animal.

Además de ser un indicador de las condiciones productivas y de la salud animal (Tabla 1). Al comparar los grupos experimentales (O-I) con los grupos control (K), se observó una GMD considerablemente más baja, un 19,86% (p<0,05) en el primer ensayo y un 22,27% en el segundo..

Tabla 1. Ganancia de peso* de los cerdos durante los ensayos (kg).

Variation * *Valor expresado como x±Sd a, b, c, d p <0.05
  • La aplicación de adsorbentes permitió una significativa compensación de la pérdida de peso con un crecimiento diario satisfactorio.
  • Peso corporal promedio y la ganancia media diaria de los cerdos alimentados con pienso contaminado suplementado con adsorbentes eran inferiores a los valores control, superaban los valores obtenidos en los cerdos alimentados con pienso contaminado libre de protectores.
  • No hubo diferencias en los resultados según el tipo de adsorbente.
Se podría concluir que el uso de clinoptilolita modificado y glucomananos esterificados no fue suficiente para prevenir por completo los efectos perjudiciales de la zearalenona, incluso a la dosis más baja, pero sí se comprobó que el uso de estos adsorbentes sirvió para paliar los efectos negativos de la toxina F-2, incluso con altos niveles en el pienso. La presencia de la toxina F-2 redujo la ingesta de alimento en un 5,89% y 1,52% en el primer y segundo ensayo, respectivamente.
Los cerdos alimentados con pienso con una concentración más baja de zearalenona y suplementada con adsorbentes tuvieron un mayor consumo de alimento en comparación con los cerdos alimentados con el mismo pienso pero sin protectores, pero inferior al de los cerdos de los grupos control.
Los cerdos alimentados con pienso con una concentración más alta de zearalenona y suplementada con adsorbentes tuvieron una mayor ingesta de alimento que los cerdos de los grupos control.
No hubo diferencias en los resultados
Piglet

Índice de conversión alimentaria

El índice de conversión alimentaria, como relación entre la ganancia de peso y la ingesta de alimento, mostró variaciones entre los grupos control y experimentales (Tabla 2).
Los grupos experimentales alimentados con pienso contaminado tuvieron un índice de conversión más alto, proporcional a la concentración de la zearalenona en el pienso, llegando a un 14,82% en el primer ensayo y un 21,08% en el segundo.
Tabla 2. Índice de conversión alimentaria durante los ensayos (kg).
Feed Conversion

El empleo de adsorbentes mejoró significativamente los efectos perjudiciales de la zearalenona, pero no completamente.

  • El índice de conversión de los cerdos alimentados con pienso contaminado suplementado con clinoptilolita modificada fue superior al de los valores control en un 6,52% y un 8,83% en el primer y segundo ensayo, pero fue inferior al de los cerdos que recibieron pienso contaminado libre de adsorbentes.
  • El índice de conversión de los cerdos alimentados con pienso contaminado suplementado con glucomananos esterificados también fue superior a los valores control (6,37% y 9,06% en el primer y segundo ensayo, respectivamente) e inferior al de los cerdos de los grupos alimentados con pienso contaminado libre de adsorbentes.
  • Döll et al. (2003) también describieron que la ingesta de alimento y, por tanto, la ganancia de peso en lechones hembra destetadas alimentadas con una dieta contaminada con toxina Fusarium (ZON 0,42 mg/ kg y DON 3,9 mg/kg) disminuían significativamente, mientras que el índice de conversión no se vio afectado por este tratamiento.

Signos clínicos

Con respecto a los signos clínicos, esta intoxicación se manifestó con vulvovaginitis en cerdas, así como signos inespecíficos como alteraciones gastrointestinales y diarrea.

La presencia de vulvovaginitis se observó en todos los grupos experimentales a partir del tercer día de ingestión del pienso contaminado.

Swine
El índice vulvar (Evans, 2000) mostró con claridad la severidad de los síntomas (Tabla 3).
Se observó edema vulvar en los grupos alimentados con pienso contaminado libre de adsorbentes durante los 10-15 días tras la retirada del pienso.
Este síntoma fue menos obvio en el caso de la adición de los adsorbentes, apareciendo solamente durante los 5-10 días posteriores a la retirada del pienso.


Table 3. Índice Vulvar Vulvar index *Valor expresado como x±Sd a, b, c, d p <0.05 x, y, z, w p ≤<0.01

El examen morfológico de los órganos genitales de los cerdos alimentados con pienso contaminado con zearalenona mostró cambios microscópicos compatibles con vulvovaginitis con edema como principal manifestación.
Los hallazgos histológicos de hiperplasia epitelial y edema submucoso se presentaron, principalmente, en los cerdos que no recibieron protectores.

El uso de adsorbentes de toxinas, especialmente el orgánico, alivió levemente los efectos negativos de la zearalenona. Clinoptilolite

Trastornos gastrointestinales

  • También se observó el brote de trastornos gastrointestinales.
  • A partir del tercer día de consumo del pienso contaminado libre de adsorbentes y a partir del séptimo día en el caso de los cerdos que recibieron protectores.
  • The majority of affected pigs was seen in groups with no added adsorbents in the feed.
En general, la combinación de micotoxinas de Fusarium suele tener efectos aditivos, pero también se han observado efectos sinérgicos y/o de potenciación que son muy preocupantes desde el punto de vista de salud animal y de la productividad (D'Mello et al., 1999; Jadamus and Schneider, 2002).
En la práctica, la toxicosis F-2 suele manifestarse de forma inespecífica como micotoxicosis primaria crónica seguida de un crecimiento deficiente, descenso del peso corporal, menor consumo alimentario y, en consecuencia, un incremento del índice de conversión alimentaria (Humphreys, 1988).
Teniendo en cuenta el rendimiento global en ambos ensayos, se determinó que la zearalenona tiene efectos perjudiciales proporcionales a su concentración en el pienso (Doll et al., 2003), aunque no se observaron claramente en los ensayos desde el punto de vista clínico debido a su corta duración y a la escasa diferencia entre las dosis.
La aplicación de un adsorbente inorgánico contrarrestó los efectos nocivos de la zearalenona hasta cierto punto. Esto confirma los estudios in vitro de Boyens (2001), Tomaševi - anovi et al. (2003), Döll et al. (2004), existiendo menos información de ensayos in vivo (Kyriakis et al., 2002; Döll et al., 2005). Similares resultados fueron observados en estudios sobre el uso de glucomananos esterificados, pero menos que los reportados por Devegowda y Aravind (2002) y Aravind et al. (2003).
En base a los resultados obtenidos, se podría concluir que la zearalenona provoca alteraciones perjudiciales en la salud y rendimiento de los cerdos..
La adición de clinoptilolita modificada y glucomanano esterificado en el pienso alivia significativamente los efectos negativos de la zearalenona..
TPor ello, el uso de adsorbentes de toxinas podría constituir una estrategia eficiente para reducir los efectos de las micotoxinas en los animales. Sin embargo, el único método totalmente seguro y eficiente de evitar las micotoxinas es evitar por completo el uso de este tipo de pienso.
1. Aravind KL, Patil VS, Devegowda G, Umakhanta B, Ganpule SP, 2003, Efficacy of esterified glucomannan to counteract mycotoxicosis in naturally contaminated feed on performance and serum biochemical, hematological parameters in broilers, Poult. Sci. 82, 571-6. 2. Bottalico A, Perrone G, 2002, Toxigenic Fusarium species and mycotoxins associated with head blight in small-grain cereals in Europe, Eur J Plant Pathol, 108, 611-24. 3. Coenen M, Boyens B, 2001, Capacity of zeolithe to depress the oestrogenic effects of zearalenone, Proc Soc Nutr Physiol, 10, 177. 4. Devegowda G, Raju M, Afzali N, Swamy H, 1998, Mycotoxin picture worldwide: Novel solutions for their counteraction. Proceedings of Alltech's 14th Annual Symposium on Biotechnology in the Feed Industry, 241-55. 5. Devegowda G, Aravind KL, 2002, Mycotoxins: Economic risk and control. Alltech 16th Lecture Tour, 59-73. 6. D'Mello JPF, Placinta CM, Macdonald AMC, 1999, Fusarium mycotoxins: a review of global implications for animal health, welfare and productivity, Anim Feed Sci Technol 80, 183-205. 7. Döll S, Dänicke S, Uberschär KH, Valenta H, Schnurrbusch U, Ganter M, Klobasa F, Flachowsky G, 2003, Effects of graded levels of Fusarium toxin contaminated maize in diets for female weaned piglets, Arch Anim Nutr 57, 311-34. 8. Döll S, Dänicke S, Valenta H, Flachowsky G, 2004, In vitro studies on the evaluation of mycotoxin detoxifying agents for their efficacy on deoxynivalenol and zearalenone, Arch Anim Nutr 58, 311-24. 9. Döll S, Gericke S, Dänicke S, Raila J, Uberschär KH et al, 2005, The efficacy of a modified aluminosilicate as a detoxifying agent in Fusarium toxin contaminated maize containing diets for piglets, J Anim Physiol Anim Nut, 89, 342-58. 10. EFSA, 2004, Opinion on zearelenone, The EFSA Journal, 89, 1-35. 11. Evans T, 2000, Measurment of vulvae index as fusariotoxicoses parameter. Personal communication. College of Vet. Med. Univ. Missouri, Colorado, NO 65211. 12. Gaumy JL, Bailly JD, Benard G, Guerre G, 2001, Zearalenone: origin and effect on farm animals, Rev Med Vet, 152, 123-36. 13. Humphreys J, 1988, Veterinary Toxicology, 3rd ed, Baillere Tindall Comp, London, Great Britain. 14. Jadamus A, Schneider D, 2002, Long-term effect of fusariotoxins on the reproduction performance of sows testing the effectiveness of detoxifying feed additives 700, Feed Magazine 10, 396-405. 15. Kyriakis SC, Papaioannou DS, Alexopoulos C, Polizopoulou Z, Tzika ED et al, 2002, Experimental studies on safety and efficacy of the dietary use of a clinoptilolite-rich tuff in sows: a review of recent research in Greece, Micropor Mesopor Mat, 51, 65-74. 16. Logrieco A, Mule G, Moretti A, Bottalico A, 2002, Toxigenic Fusarium species and mycotoxins associated with maiz ear rot in Europe, Eur J Plant Pathol, 108, 597-609. 17. Mitterbauer R, Weindorfer H, Safaie N, Krska R, Lemmens M, Ruckenbauer KKGAP, 2003, A Sensitive and Inexpensive Yeast Bioassay for the Mycotoxin Zearalenone and Other Compounds with Estrogenic Activity, Appl Environ Microbiol, 69, 2, 805-11. 18. National Toxicology Program, 2002, National Toxicology Program carcinogenesis bioassay of zearalenone in F344/N rats and F6C3F1 mice, National Toxicology Program Technical Report Series, vol. 235. Department of Health and Human Services, Research Triangle Park, N.C. 19. Scheuer PJ, Chalk BT, 1986, Clinical test: Histopatology, Wolfe medical Publ. Inc, London. 20. Snedecor WG, Cochran GW, 1971, Statistical Methods. The Iowa State Univ Press. 21. Swamy HVLN, Smith TK, MacDonald EJ, Boermans HJ, Squires EJ, 2002, Effects of feeding a blend of grains naturally contaminated with Fusarium mycotoxins on swine performance, brain regional neurochemistry, and serum chemistry and the efficacy of a polymeric glucomannan mycotoxin adsorbent, J Anim Sci, 80, 3257-67. 22. Toma{evi}-^anovi} M, Dakovi} A, Rottinghaus G, Matija{evi} S, \uri~i} M, 2003, Surfactant modified zeolites – new efficient adsorbents for mycotoxins, Micropor Mesopor Mat, 61, 173- 80.


Prevención de micotoxicosis
Registro